Mi misión es ayudarte a convertirte en una emprendedora exitosa, que sea capaz de confiar en sus talentos para crear un negocio con propósito, viable y rentable

“Los negocios se construyen de adentro de cada uno de nosotros, hacia afuera”
Ana María Pittaluga

Sobre mí, consultoria de negocios

Inicié mi carrera en Administración de Empresas mención Banca y Finanzas, luego realicé un post-grado como Especialista en Negocios Internacionales, además de otros cursos y formaciones en el área financiera, de gestión hotelera y de coaching personal. Realicé mis tesis de grado en Diseño Organizacional y Cultura Organizacional respectivamente, temas que siempre me llamaron la atención y hoy en día me siguen apasionando.

La vida laboral me fue llevando más al área financiera y contable del sector de la aviación de los Estados Unidos y America Latina, los primeros 12 años de mi trayectoria profesional, y luego más de 10 años en diferentes cargos directivos en el sector hotelero para America Latina y Caribe. El último año de este período, ha sido uno de los mejores momentos, pudiendo aplicar todas las herramientas que había desarrollado, logrando impactar a una cadena hotelera con más de 600 colaboradores, donde pude volcar toda mi pasión a nivel de cultura de servicio y desarrollo organizacional, con un equipo maravilloso que logró un viraje en sus resultados de 180º.

Pero…, realmente esa trayectoria corporativa muy exitosa me empezó a pasar factura, realmente no tenía tiempo para nada más que no fuera trabajo. Mis hijos estaban en un segundo plano y por supuesto yo también.

En paralelo en esos años creé varios emprendimientos junto a mi esposo, y a pesar de tener muchos conocimientos a nivel financiero y de negocios, fueron un rotundo fracaso. Como bien dice el refrán «casa de herrero cuchillo de palo». 

Eso me detuvo a volver intentar independizarme durante unos años, porque tuvimos pérdidas financieras muy altas, pero también la pérdida emocional me dejó llena de inseguridades y miedos.

Finalmente me decidí a intentarlo nuevamente, pero no para tener un emprendimiento que igualara o superara mi salario, quería realmente dedicarme a lo que era mi pasión, la cual me tomó varios años ver con la claridad que tengo hoy. Tenía claro que mil rol era desde afuera, para guiar y acompañar a otros a tener negocios exitosos que pudieran crecer y expandirse.

Fue así como en el 2012, luego de recorrer este camino trabajando en grandes empresas, decidí fundar mi empresa de consultoría hotelera AMP Hotel Consulting, especializada en ofrecer servicios personalizados de gestión de calidad y modelos de excelencia para la industria de la hostelería en Europa, Norteamérica, Latinoamérica e Islas del Caribe.

Durante los años que estuve en el sector hotelero, tuve la oportunidad de desarrollar diferentes metodologías de procesos y de cultura de servicio, que fui perfeccionando con los diferentes equipos de trabajo, con personas muy valiosas, con quien tuve la fortuna de poder trabajar, construyendo estrategias y métodos de trabajo que permiten administrar un caos y convertirlo en una nueva oportunidad.

Tengo una conexión especial con la gente, para transmitir filosofías y métodos de trabajo, logrando que conecten con todas sus capacidades, motivándolos e inspirándolos a alcanzar la mejor versión de sí mismos, conviertiéndose en sus propios maestros.

Mis primeros años como Consultora de Negocios fueron muy gratificantes pero también muy desafiantes, con cada nuevo cliente, era un reto mucho más grande que el anterior y muchas veces me invadía el miedo de si realmente sería capaz de ayudarlo a salir de la crisis o ayudarlo a crecer.

Mi papá mi gran maestro y mentor, que era Consultor también siempre me decía:  «ya has vivido situaciones similares, confía en tu intuición, en tu experiencia y nunca ofrezcas ni prometas cosas que no conozcas».

En el 2016, me mudo con mi familia a España, y mi propósito era seguir con mis consultorías para empresas del sector hotelero. La verdad fue un reto enorme, porque no conocía el mercado, no tenía contactos, el sector de consultoría para hoteles estaba formado por unas empresas enormes con muchos años de trayectoria en el sector, pero seguí adelante, investigué mucho y empecé a crear mi marca a nivel digital sin tener idea de las estrategias de marketing digital que estaban mandando en el mercado en aquella época. Tuve que estudiar muchísimo, invertí mucho dinero en proveedores y procesos que no eran los idóneos para empezar a posicionarme y poder empezar a captar clientes, lo que nunca tuve que hacer en Venezuela, pero como de todo se aprende, finalmente logré hacer una alianza con una empresa alemana, con la que he compartido más de 12 proyectos hoteleros en Europa. Hasta el día de hoy seguimos trabajando juntos.

En paralelo a esos proyectos, de manera fortuita y sin buscarlo, me empezaron a contactar mujeres inmigrantes que querían comenzar una nueva etapa, independizándose con un emprendimiento que realmente las hiciera sentir plenas, con el que pudieran comenzar a tener el control de su vida sin depender de nadie más, lo cual era música para mis oídos, porque era justamente lo que yo estaba construyendo.

Reconozco que empecé a ayudarlas porque eran personas que me habían referido de amigos en común, pero siempre pensé que era algo pasajero.

La vida me sorprendió porque eso fue tomando cada vez más forma, fue creciendo de forma muy natural e inesperada, y en el 2018 me atreví a crear un programa Emprende para Ganar y me lancé públicamente a hablarle a estas mujeres por mis redes, absolutamente aterrada, porque me parecía que me iban a percibir como poco coherente trabajar en otro nicho totalmente distinto, «para mi mente racional, claro…», pero gracias a una conversación con una de mis mentoras, me ayudo a recordar que todos esos empresarios que había apoyado también eran emprendedores, y que también yo era emprendedora, tenía mucho que aportar de mi propia experiencia, fracasos, aciertos y todo el camino recorrido, de lo que yo había construido a lo largo de 23 años.

Y como ya te conté que me encanta crear metodologías y herramientas, diseñé ese programa Emprende para Ganar, donde acompañaría a las mujeres a crear su propio negocio desde cero, con todas las herramientas a nivel personal y estratégico de negocios, para que tengan un camino mucho más certero, acompañadas y preparadas para afrontar todos los desafíos que implica emprender. Todo eso que yo no vi con claridad cuando emprendí las primeras veces, todos esos errores que yo cometí, toda esa ayuda que yo no tuve, todo lo que me ha me funcionado, es lo que forma parte de las herramientas que diseño y comparto. Ese programa hoy está cerrado, pero con la misma ilusión he creado un nuevo acompañamiento Mujer Maga para guiarte a escuchar esa voz de tu intuición y abrazar esos dones y talentos, tan especiales que el mundo espera con ansias que compartas. Este nuevo espacio tiene todas las herramientas y aprendizajes acumulados a nivel de mi desarrollo personal y espiritual, que se fueron abriendo en mi gracias a darme el permiso de ser emprendedora y abrazar dones que durante muchos años negué. Y de eso se trata Mujer Maga, ayudarte a recordar toda tu magia y todo lo que vales para que te atrevas a SER quien quieras ser.

Mi mensaje para ti hoy que estás leyendo un poco de mi historia, es que empieces, el camino se va aclarando poco a poco, solo necesitas dar un primer paso y si quieres que comencemos esa camino juntas, ¡aquí estoy!.

Un fuerte abrazo y gracias por estar aquí.

Ana María

Un excelente primer paso es suscribirte gratis a mi nueva Masterclass, que he preparado con mucho cariño e ilusión:

"Descubre la idea de negocio que estás destinada a emprender, y empezar a crear la vida que quieres"