La mentalidad detrás de tus objetivos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Haz pensado cuál es tu «Mentalidad» a la hora que te toca establecer tus objetivos o cuando quieres trazarte una meta. O por qué te cuesta tanto establecer objetivos, o los defines pero no los cumples o no avanzas. Y generalmente detrás de esos resultados, hay una cantidad de «creencias», que no te dejan establecer y ejecutar esos objetivos de forma correcta.

La gran mayoría de las personas, le temen hacer planes concretos y definir con claridad sus objetivos, porque no tienen claridad en qué quieren, ni para cuándo lo quieren, sienten que tener un plan es muy rígido para ellos, -que eso es solo de grandes compañías-, o que eso de pensar desde hoy que quiero hacer en un año es mucho trabajo. Mi intención con este artículo es mostrarte un enfoque diferente y sobre todo, que entiendas que Mentalidad tener frente a tus Objetivos a partir de hoy, para que puedas tomar acción de forma constante, disciplinada y que te ayude a avanzar hacia lo que anhelas.

Seguro habrás escuchado de los «Objetivos Smart», que por sus siglas en inglés significan que deben ser: S  Específicos, M   Medibles, A  Alcanzables, R  Realistas, T  Tiempo definido (cosa que todos sabemos pero no aplicamos) y yo le he agregado R  Retadores. Ya sabes algunas de mis frases favoritas «quiero que la saques de Home Run», y eso requiere de retarse constantemente, para salir de tu zona de confort y lograr cosas extraordinarias. Créeme los sueños no se cumplen desde la comodidad y lo fácil, debemos si o si exigirnos al máximo, y eso solo ocurre saliendo de nuestra zona de confort.

¿Qué debe tener un Objetivo para que realmente sea ejecutable?

Pero además de SMARTR yo le agrego unos ingredientes muy especiales y deben tener: Significado, Intención, Energía y ser Afirmativos.

Significado

Que estén amarrados a un gran propósito para ti, a algo especial, aun fuerte deseo, a tu “lema de vida”, allí tendrás la fuerza para tomar acción de forma consistente y constante, pero sabrás si realmente debe estar o NO en tu lista de objetivos y prioridades.

Para mi debe cumplir dos propósitos, el personal y el profesionalDefine el año con una palabra para ambos propósitos, y pregúntate, si cada objetivo cumple con esas palabras

La personal puede ser Felicidad por ejemplo, y la profesional Visibilidad.

Cada vez que tengas que establecer tus objetivos, revisa que ambos propósitos se cumplan. Si la respuesta es SI, entonces sigue al siguiente paso.

Intención

Anticípate siempre hacerlo «excelente» desde tu mejor versión.

Cuando pones una intención clara a dar lo mejor de ti, con lo que sabes hoy, con las herramientas que tienes hoy, te ayudará a encontrar la mejor forma de ejecutar y cumplir tus objetivos.

Energía

Anticípate mental, emocional y físicamente para ejecutar cada objetivo con esa intención de lograr lo mejor de ti.

Todo debemos alinearlo a lo que queremos lograr, y la energía es una pieza fundamental.

Porque dependiendo de la actitud, motivación que tengas, tomarás las mejores opciones, que te llevarán a tomar mejores acciones-decisiones, y por ende te llevará a mejores resultados.

Afirmativos

Anticípate que ese objetivo ya te pertenece, visualiza el resultado que quieres lograr cuando planeas tu objetivo y por supuesto FECHA de cuando lo tienes cumplido en tu vida.

Una de las faltas más comunes, y sobre todo cuando emprendes, es que no estás acostumbrado a ponerle fecha a tus sueños, porque eso era cuando estábamos en el mundo corporativo cierto?

…, «pero lo que no tiene fecha en tu agenda no existe en tu vida«, como dice Brendon Buchard.

Pero debes estar pensando…qué pasa si no lo logras, qué pasa si las cosas no se dan como planeaste.

Y para responderte estas preguntas, quiero que pienses por cada objetivo…

¿4 Preguntas que debes responder por cada Objetivos?

Al principio te comenté que el proceso de Planificación de tus Objetivos no debe ser rígido, no es una camisa de fuerza, y haciéndote las preguntas correctas.

Podrás determinar si los objetivos que estás estableciendo te hacen sentir a gusto, tienes claridad de qué necesitas para lograrlo.

Cómo puedes ejecutarlos desde tu excelencia en el menor tiempo posible, pero también cómo asumirlos sin apegarte a un único resultado.

Para ello, es importante que te hagas estas 4 preguntas:

1. ¿Qué actitud tendrás frente a este objetivo?

El proceso de establecer y ejecutar tus objetivos, deber ser flexible, para que te adaptes fácilmente a los cambios y para que te no apegues a un único resultado. Debes fluir muchas veces con un resultado diferente, pero siempre pensando que ese resultado distinto, es el adecuado para ti en ese momento. Este será tu mayor reto pero tu mayor maestro, todo ocurre en el momento perfecto para ti.

2. ¿Qué recursos necesitas para facilitar tus objetivos?

Preguntarte siempre que tanto a nivel personal como profesional, quién necesitas SER para HACER y TENER (La Ley del Orden) el mejor desempeño y resultado posible. 

3. ¿Cómo puedes conectar más con tus objetivos?

No siempre a la hora de planificar tomamos en cuenta, cuán conectados nos sentimos con los objetivos, que tanto lo deseas, qué tan alineados están con tus talentos y pasiones. Recuerda tus 2 palabras del año, es indispensable que el objetivo cumpla con tus 2 propósitos, el personal y el profesional, para que exista esa conexión, de lo contrario postergarás el cumplimiento de tus metas, una y otra vez.

4. ¿Cómo puedes simplificar tu proceso de ejecución?: 

Se lo más concreto y simple que puedas en las acciones que necesitas tomar, aquellas que puedas activar de forma más eficiente, es decir, escoger las acciones que te hagan cumplir tus objetivos en menor tiempo, con menos recursos y de la mejor forma posible. Como dicen los americanos “keep it simple”.

Esta es la «Mentalidad» que aplico cuando planifico y ejecuto los objetivos de mi año y que enseño a mis estudiantes y clientes. Y de esta forma ayudarás a que tus objetivos fluyan mejor, aprendiendo a disfrutar el proceso, a hacer ajustes cuando sea necesario y a no aferrarte solo al resultado. 

Céntrate en pocos objetivos, mi recomendación es aplicar la Regla 1x1x1, que consiste en establecer: 1 objetivo por mes, 1 objetivo por trimestre y un gran objetivo (definido en una palabra) por año. Esto te ayuda a ser mucho más concreto, más efectivo y te da mayor claridad. Si logras hacer más perfecto, pero te hará sentir mayor productividad y efectividad, poner pocos objetivos y cumplirlos todos, que muchos y cumplir menos de la mitad. En lo que pones muchas cosas por hacer, tu cerebro se bloquea automáticamente, por ende serás menos eficiente y productivo. Prefiero aplicar la regla de menos es más.

¿Y ahora qué piensas de los objetivos?. Déjame tus comentarios, me encanta leerte. Y si esto representa para ti un dolor de cabeza, planear tu año, quiero invitarte a que revises mi Masterclass Planifica tu Año, donde te doy todas las herramientas y formatos que te ayudarán de verdad a cumplir lo que te propones. Te enseño todo el proceso de cómo planificar, establecer de forma correcta tus objetivos y cómo definir tus prioridades. Planificar requiere estructura, disciplina y mucha claridad. Así no pierdas esa súper clase, donde además te enseño a planificar no solo tus futuros proyectos, sino todas las áreas de tu vida, para que realmente sientas balance y equilibrio durante todo tu año.

¡¡Planifica el mejor año de tu vida y haz que suceda!!

Gracias por leerme,

Ana María

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *