¿Por qué da miedo hablar en público?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Te preguntaste alguna vez ¿por qué me da miedo hablar en público?, esta es una destreza que sin duda alguna debe acompañar al emprendedor, pero es quizás el primer desafío con el cual debemos toparnos.

Este miedo viene precedido por un pensamiento que nos invade, pero no necesariamente tiene relación con los acontecimientos que se están presentando en nuestro entorno. En otras palabras, nace de tu propia percepción o interpretación de los hechos.

Quiero aclararte en este punto, si bien no soy especialista en este tema, ni en oratoria,  a lo largo de mi carrera, he incluso cuando comencé mi negocio, me vi obligada a enfrentar el miedo de hablar en público y en este artículo te cuento mis estrategias para enfrentarlo y vencerlo.

¿Por qué me da miedo hablar en público?, ¿es un Recuerdo o Percepción?

Te comentaba, que nuestros miedos provienen de percepciones o pensamientos que creamos en un instante, pero no son más que jugadas de nuestra mente, basadas en hechos que hemos vivido o que conocemos, y que traemos al momento presente una y otra vez.

Normalmente cuando queremos hablar en público, existen pensamientos que se apoderan de nosotros como:

  • ¿Qué pasa si se burlan de mí?
  • Seguramente no me van a entender
  • Y, si no les gusta lo que tengo para decir
  • Si alguien me pregunta algo que no sé, ¿Qué hago?

Para poder atacar tu miedo, el primer paso es desnudarlo y entender porque son estas (u otras) las preguntas o las dudas que te acechan.  

Piensa, hoy día en la fase de emprendimiento, si te vieras en la necesidad de exponerte, bien sea en las redes sociales, mediante conferencias o en cualquier ámbito donde requieras transmitir tu mensaje, seguramente empezarás a angustiarte y a sentirte incapaz de hacerlo.

Es posible que tu miedo este ligado al Miedo al fracaso o exponernos, pero en definitiva, una vez que identificas la escencia del miedo, entonces toma consciencia que eres tú quien estás auto saboteandote con esta historia de terror.

Mi miedo y cómo lo superé

Nadie es perfecto y ya sabes que siempre te escribo desde mis propias experiencias los temas que yo misma he tenido que enfrentar, bien sea en este camino del emprendimiento o desde mi vida profesional.

Quizás pienses, Ana para tí es muy fácil, estás acostumbrada a hablar en público, hacer videos en las redes sociales y exponerte, pero dejame contarte que yo también me pregunté ¿Por qué me da miedo hablar en público?

Te confieso, cuando comencé la vida digital y me enfrente a la necesidad de grabar mis videos, yo sentía como la voz me temblaba de manera incontrolable, fue un pensamiento con el cual tuve la necesidad de enfrentarme.

Recuerdo el primer video que grabe, lo termine en su totalidad, aún cuando sentía a mi voz quebrantarse, pero cual fue mi sorpresa, al finalizarlo y revisar el mismo, esa “sensación de voz temblorosa” sólo estaba en mi mente, realmente no se evidenciaba en el video.

Pero, ¿Cuál es el origen de mi miedo?

Todos los miedos se desarrollan a raíz de una situación o acontecimiento, en mi caso, cuando me encontraba en la universidad a punto de finalizar mi carrera debía realizar una presentación de mi trabajo de grado. En ese momento los nervios estaban a flor de piel y mi voz comenzó a temblar de manera incontrolable. Esa situación para mi fue estresante y desagradable.

Después de eso entendí, cuando quería realizar una presentación en público ese recuerdo regresaba y de manera incontrolable (aún cuando no pasará o fuera perceptible para los demás), yo sentía mi voz temblorosa nuevamente.

Tips para superar tu miedo de hablar en público

Enfrenta tu miedo

Es momento de entenderlo, abrazarlo y superarlo, una buena opción es grabarte, de esa manera podrás después verte a ti mismo y evidenciar si efectivamente esos pensamientos recurrentes que te están acechando, son o no reales.

Tu mente es muy poderosa, entonces reflexiona el origen de tu miedo y entiende que si este está atado a una experiencia de tu pasado, la misma no tiene porque repetirse, simplemente porque hoy eres una mejor versión de ti misma de lo eras en aquel entonces, con nuevas herramientas y con el aprendizaje que te haya aportado ese pasado.

Inteligencia al elegir el tema

Elige un tema en la cual tienes un nivel de expertise, habla de aquellas cosas que sabes, piensa que cuando tu temática está desarrollada desde tu experiencia o tus conocimientos, entonces nadie mejor que tú sabe las vivencias que tuviste.

Cuando te preparas para desarrollar una temática y tienes los conocimientos necesarios, automáticamente, debe traducirse en tranquilidad y seguridad.

La lectura como aliado

Prepárate, busca la lectura como un aliado, cuando te acostumbras a leer y además desarrollas la capacidad de citar determinados autores, esta información podrá ayudar a dar cierre a tus ideas, siendo de gran utilidad, podrás apoyar tus experiencias en autores especialistas, que aportará valor y confianza a tu audiencia, además darte la  capacidad de amplificar tu discurso.

Cuando comienzas a desarrollar un hábito en cuanto a lecturas se refiere, tu cerebro de manera espontánea almacenará información, que te servirán de recursos y ejemplos, para generar otros enfoques y perspectivas sobre ese tema del cual eres una experta.

Discurso, memorizado o preparado

La ide ano es memorizar un discurso, porque además de notarse y quedar muy mal frente a  tu audiencia, no generarás empatía con el público, lo importante, es tener clara la temática que vas a tratar así como las frases claves que darán inicio y en consecuencia te permitirán desarrollar tu tema.

Las primeras frases suelen ser las más difíciles, puedes ensayarlas, para que te sirvan de ancla con el resto del contexto y verás como te fluyen el resto del contenido sin problema. Recuerda, nadie mejor que tú para contar tu propia historia, ten confianza en tí, en lo que sabes, en tus propios conocimientos, y sobretodo en que tienes la capacidad de lograrlo.

No demuestres miedo

Es normal sentir miedo, que te tiemble la voz, que te suden las manos, aún teniendo las herramientas te puede ocurrir, con la práctica irás mejorando poco a poco. Pero también he aprendido, que no es necesario contarle a la audiencia, cómo te estás sintiendo, porque eso los predispone y no confiarán en el mensaje que vas a transmitir. Es necesario demostrar calma y seguridad, tampoco ayuda decir frases como: “estoy aterrada”, “se me olvido”, “ay, no sé”; después de todo, tu audiencia no sabe cual es la información que tienes para decirle.

Busca siempre mantenerte concentrada. Si sientes que estás olvidando alguna información, entonces ancla con otra idea para continuar, no mantengas espacios de silencios muy amplios y sobre todo confía en tí.

Espero que con estos tips puedas manejar mejor el momento de hablar en público y que te atrevas hacerlo, porque allá afuera hay muchas personas esperando por tu mensaje.

Gracias por leerme y hasta la próxima.

Un Abrazo

Ana María

4 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *